Noticias

Beatriz Puig Capote: la delegada azucarera en Siboney (+ Video)

Beatriz Puig Capote es una de las casi 80 mujeres que integra el colectivo del central Siboney, en el municipio camagüeyano de Sibanicú y en su caso simultanea las funciones de auditora en su centro de trabajo con la de delegada a la Asamblea Provincial del Poder Popular y delegada de la circunscripción número nueve en el Consejo Popular que lleva el mismo nombre de la fábrica de azúcar.

Con orgullo expresa que “somos  varias las mujeres dentro del ingenio azucarero y muchas ocupamos cargos fundamentales como las jefas de Recursos Humanos y del área de Economía; la responsable de la sala de control y análisis y la laboratorista principal. También contamos con una puntista, que es la encargada de darle el punto a la cocción del azúcar, o sea que tenemos bien integrada a la mujer cubana en nuestra Unidad Empresarial de Base.

En su caso, al ser la delegada de una circunscripción que se encuentra dentro del mismo consejo popular donde está enclavado el propio central, cómo canaliza las inquietudes de sus electores, de los cuales muchos trabajan aquí mismo.

Los indicadores del central para mí no son difíciles de conocer porque integro el Consejo de Dirección y como delegada –aunque este es mi primer mandato y aún me falta experiencia-, todos los miércoles de 5:00pm a 7:00pm realizo los despachos con mis electores; recorro la comunidad para intercambiar con ellos y lo hago igual con aquellos que trabajan aquí mismo por lo que la la comunicación  es viable.

 Usted también integra comisiones de trabajo de las asambleas Provincial y Municipal del Poder Popular.

Soy miembro de la comisión de actividades productivas en la Asamblea Provincial del Poder Popular y en Municipal soy la vicepresidenta de la de Legalidad y Orden Interior.

Por ejemplo, en el mes de abril analizamos precisamente el comportamiento de la zafra azucarera y el pasado 26 de mayo en la sesión ordinaria de la Asamblea Municipal se analizó este tema y se dieron a  conocer los elementos que incidieron en que no se cumpliera en la provincia y cómo pudo lograrse el cumplimiento en nuestro municipio.

En las comisiones permanentes de trabajo se le da a cada miembro una tarea que consiste en intercambiar, revisar y controlar  en las bases productivas como está la marcha de la zafra por lo realizamos recorridos por las distintas unidades productoras.

Ante la pregunta de lo que representa para ella que por 16 años consecutivos el  “Siboney” haya cumplido con sus planes azucareros Beatriz expresa que para “para mí como trabajadora más que un orgullo es una satisfacción saber que -aun cuando es pequeñito- pudo alcanzar los resultados esperados”.

Y como buena cubana y complacida de su condición de trabajadora azucarera Beatriz se sumó aquel día de nuestra conversación a sus compañeros de trabajo para celebrar, a ritmo de cubanísima conga, la victoria productiva de su querido central. (Yamylé Fernández Rodríguez/APPP Camagüey)

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *