Elecciones en Cuba

Delegado del Poder Popular: compromiso constante con el pueblo

 

Defender al pueblo, sentirlo, representarlo, ese es el verdadero rol del delegado.

Sus funciones van más allá de las de gobierno, pues también debe ser amigo y confidente de sus vecinos, y es que como líder popular debe conocer cuanto acontece a su alrededor, orientar y apoyar a sus electores ante los problemas.

Ese es el verdadero dirigente, pues de nada sirve un representante que no conoce a quienes lo eligieron, quien se aparta de las dificultades.

En esta nación solidaria, emprendedora y revolucionaria, el delegado alberga esas mismas cualidades, solo así podrá ejercer el poder del pueblo.

Corresponde, además, ser ejemplo, fiel defensor de los valores morales que defiende la Revolución, y el primero en el trabajo, en proponer ideas para mejorar su comunidad, única vía para echar adelante a su gente.

Ser delegado implica compromiso y altruismo, pues es el más digno ejemplo de quien cree y se entrega a lo que hace, una labor por la que no recibe remuneración alguna.

Estar donde aparece o persiste un problema, no temer a las complicaciones durante la búsqueda de soluciones y conocer al detalle su comunidad, esas son las principales responsabilidades del representante del pueblo, en quien los electores depositan el derecho de ejercer el poder en su nombre.

Por eso, cuando en el próximo mes de septiembre la población de Nuevitas se reúna en asamblea de vecinos para proponer a sus candidatos, esas deben ser las cualidades a tener en cuenta para elegir al mejor y al más capaz. (Neilyn Hernández Peña/Radio Nuevitas)

2 Comments

  1. CR4

    Muy de acuerdo los delegados de las Asambleas Municipales del Poder Popular, son la base del pueblo y sus principales defensores, mis respeto para estas personas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *