Especiales

Camagüeyanas en el periodismo

La camagüeyana Domitila García Doménico fue la primera mujer cubana que trabajó en una imprenta, ejerciendo el oficio de tipógrafo, y en un periódico.

La camagüeyana Domitila García Doménico fue la primera mujer cubana que trabajó en una imprenta, ejerciendo el oficio de tipógrafo, y en un periódico.

Desde hace más de 200 años se hace periodismo en Camagüey, aún cuando la imprenta no había llegado a la Villa de Santa María del Puerto del Príncipe.

En junio de 1810 comienza  a circular el primer periódico del que se tienen noticias: Semanario Curioso, una publicación hecha a mano, y de  la que se confeccionaban 200 ejemplares, para pasar también de mano en mano entre los suscriptores.

En esa historia bicentenaria, nombres y manos de mujer  han  hecho la prensa.

La  camagüeyana, Domitila García, en 1859, con apenas 12 años de edad,  inicia el ejercicio de sus dos profesiones: la Tipografía y el Periodismo, y  se convierte en la primera mujer cubana que funda una publicación en el país y que ejerce la tipografía.

Su familia se traslada a Manzanillo, pero en 1866 de regreso a Camagüey, funda con la también escritora y poetisa principeña Sofía Estévez y con Emilio Peyrellade, una revista semanal de corte literario y costumbrista, titulada ‘El Céfiro’, que circula  durante dos años, hasta noviembre de 1868. Domitila fue durante un año la redactora de la  publicación.

Domitila García, murió en La Habana, el 18 de septiembre de 1937, tras 90 años de fructífera  labor  periodística y literaria, avalada además, por innumerables publicaciones en periódicos y revistas  como  “La Guirnalda”, “El Hogar”, “El Fígaro” y “La Discusión”, en los que sus colaboraciones hablan de una  fecunda obra.

“Camagüeyana también fue Angelina Agramonte, quien en 1867 colaboró con las crónicas del Liceo de Puerto Príncipe bajo el seudónimo de Genliana, cuando ya estaba a punto de dejar su vuelo “El Céfiro” fundado en 1865 por la joven camagüeyana de 18 años,  Domitila García junto a la poetisa Sofía Estévez.”

“No podemos olvidar en este breve recuento a Gertrudis Gómez de Avellaneda, la Tula, quien colaboró bajo los seudónimos de La Golondrina y Felipe de Escalada, y fundó y dirigió ‘El álbum Cubano de lo Bueno y lo Bello’, con su galería de cubanas célebres”

Otras  camagüeyanas  se inscriben en los albores de la prensa: Flora Basalto, Pamela Fernández, Binicia Perdomo, y Emelina Peyllade.

En enero de 1842, nace Aurelia Castillo de González, una de las periodistas más destacadas del siglo XIX, quien desde muy joven  demuestra sus dotes para las letras, y hasta su muerte, en agosto de 1920, se mantiene activa en varios medios de prensa de la época.

“En el año 1879 Aurelia Castillo colaboró con las publicaciones El Camagüey, Revista de Cádiz, El Fígaro, El País y la Revista de Cuba.”

Al terminar la Guerra Necesaria de 1895,  vuelve  a Cuba y se incorpora  al trabajo literario y periodístico en diversas publicaciones como: El Fígaro, La Habana Elegante y El País, entre otras.

Ana Betancourt, aquella cuya voz se alzara en Guáimaro para reclamar  los derechos de la mujer, en 1869:

“Ciudadanos: la mujer en el rincón oscuro y tranquilo del hogar esperaba paciente y resignada esta hora hermosa, en que una revolución nueva rompe su yugo y le desata las alas.

“Ciudadanos: aquí todo era esclavo; la cuna, el color y el sexo. Vosotros queréis destruir la esclavitud de la cuna peleando hasta morir. Habéis destruido la esclavitud del color emancipando al siervo. Llegó el momento de libertar a la mujer…”

Terminada  la Asamblea de Guáimaro, desde abril de 1869, Ana y su esposo Ignacio Mora, permanecen en “en aquel pueblito de Cuba Libre”, –al decir de José Martí– donde se firmó la Primera Constitución de la República en Armas, y allí editan el periódico El Mambí.

Con esas raíces tan hondas no es extraño que las camagüeyanas  sean mayoría en el sector de la prensa, donde se desempeñan  también en funciones de locutoras, guionistas, directoras de programas, asesoras y  editoras web, entre otras.

Todos los medios provinciales de prensa en Camagüey   están dirigidos por mujeres: en la Radio, Alicia Sosa Velázquez; en Televisión Camagüey, Moraima Borges Mariscal; el Periódico Adelante, Daicar Saladrigas; y la Corresponsalía de la Agencia Cubana de Noticias, Ileana Borges Díaz; además, también las subdirectoras son todas mujeres  y las máximas directivas de tres emisoras municipales.

Cinco corresponsales de medios nacionales de prensa, también son mujeres.(Miozotis Fabelo Pinares/Radio Rebelde)

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *