La entrevista

Santiago Lajes Choy, un camagüeyano multiplicado

Conversar con el Doctor en Ciencias Santiago Lajes Choy permite descubrir a un hombre de grandes cualidades que ha sabido crecerse para asumir importantes roles como ser padre, profesor, rector de la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte Loynaz, diputado al Parlamento Cubano y presidente de la Comisión de Industria, Construcción y Energía, a esa instancia.

Por eso, el diálogo con este multifacético camagüeyano transita por cada uno de estos aspectos que lo revelan como un hombre integral capaz de asumir con disciplina las misiones encomendadas, pero si hay una de la que habla con pasión es de su labor como máximo conductor de la comunidad universitaria que tiene bajo su responsabilidad.

“Todos los estudiantes son como mis hijos y así lo saben ellos, pues en mí tienen a un padre, quizás no en ese papel exacto pero sí en lo que respecta a velar por su correcta formación. Soy responsable de que cuando se gradúen puedan ser mujeres y hombres de bien pero sobre todo de que sean dignos representantes del pueblo que los vio nacer y que ha hecho posible que ellos se conviertan en profesionales”, expresa Lajes.

Precisamente para propiciar que esa formación sea cada vez mejor el rector de la Universidad de Camagüey  ha liderado acciones como el mejoramiento de la conectividad a Internet en las tres instituciones que desde el 2014  conforman la Casa de Altos Estudios: la sede central, el pedagógico José Martí y la de Cultura Física.

“En los últimos años la Universidad ha cambiado bastante en su infraestructura debido al apoyo del país. Se han invertido cuantiosos recursos para incrementar el ancho de banda pues cuando comenzó el proceso de integración en la sede Ignacio Agramonte habían 256 Kilobits (kb) de ancho de banda, en la Universidad Pedagógica 128 kb y en la del deporte no había conexión a Internet. Hoy todos estamos en red y conectados a 20 Megabits”, refiere el rector con sano orgullo.

A partir de esas posibilidades tecnológicas, al reconocido profesional lo hemos visto compartiendo en las redes sociales de Internet en compañía de sus alumnos como uno más del grupo e incluso en medio de interesantes debates.

La fórmula para convertirse en amigo de sus discípulos Lajes accedió a compartirla:

“Entre la dirección de la Universidad y nuestros estudiantes no hay ningún conflicto generacional pues cada cual asume su responsabilidad y existe un intercambio fluido. Hemos estrechado los lazos con ellos teniendo en cuenta que cada cual posee su punto de vista. Yo tengo los míos también y conversamos y compartimos lo que pensamos.  A los jóvenes hay que aprender a oírlos. Nosotros trabajamos mucho en la comunicación pues hay que aprender a escuchar a los demás quizás más de lo que hablamos nosotros mismos y tomar en consideración esas opiniones”.

Así expresa Lajes quien se enorgullece de haber inculcado importantes valores  a su hija Maité, la cual se desempeña como estomatóloga y recientemente le dio la alegría de premiarlo con una hermosa nieta.

Pero como habíamos dicho al inicio además del rol de padre, educador y ahora abuelo, Santiago Lajes Choy tiene la responsabilidad de ser uno de los diputados camagüeyanos a la Asamblea Nacional del Poder Popular donde está al frente de la Comisión de Industria, Construcción y Energía.

“Nuestra Comisión atiende importante sectores de la vida económica del país y lo fundamental es que existe la debida claridad de lo que se debe hacer en cada una de estas esferas. Como comisión acompañamos ese proceso y controlamos fiscalizamos que se haga en los plazos adecuados.

En estos tiempos tenemos que seguir acompañado al Gobierno en su perfeccionamiento y creo que desde el Parlamento estamos contribuyendo a construir ese Socialismo próspero y sostenible que nos hemos propuesto.

Pienso que en Camagüey el Gobierno, liderado por la diputada Isabel González Cárdenas,  está haciendo suyo el llamado de perfeccionar el Poder Popular y para ello la tarea número uno es comunicarse con el pueblo para que la gente contribuya a resolver los problemas. Es este un estilo que nos enseñó Fidel y ya se ven los resultados en la provincia”, explica Lajes Choy desde su punto de vista de parlamentario.

Lo cierto es que se trata del mismo hombre: delgado, carismático, superactivo y creativo que ha encontrado la fórmula para  multiplicarse.(Yamylé Fernández Rodríguez/APPP Camagüey. Fotos> de la autora y tomada del perfil en Facebook del entrevistado).

Con la nieta Sofía, un regalo que lo enorgullece

Con la nieta Sofía, un regalo que lo enorgullece

 

La graduación de los estudiantes: siempre un momento de enrome júbilo

La graduación de los estudiantes: siempre un momento de enorme júbilo

Lajes como un jugador más en un encuentro deportivo con sus estudiantes

Lajes como un jugador más en un encuentro deportivo con sus estudiantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *