Especiales

Todos los caminos conducen a la FMC en Camagüey

Anielka Fernández del Monte, secretaria general de la organización en Camagüey

El inconfundible repique de una conga camagüeyana sorprendió en los preparativos del desayuno y la marcha al trabajo a muchos residentes en el reparto Garrido, sede de la Federación de Mujeres Cubanas en la provincia.

De inmediato, fue despejada la incógnita del sorpresivo jolgorio: la organización femenina había recibido la condición de Vanguardia y fue declarada sede del acto central por el aniversario 57 de la FMC, que se celebrará el 23 de agosto.

En las redes sociales de Internet trascendió el reconocimiento de la dirección nacional, en particular para las federadas de los municipios de Vertientes, Guáimaro, Minas, Sierra de Cubitas y Santa Cruz del Sur.

Los resultados que muestra hoy la provincia es consecuencia de la labor decisiva  de cerca de 300 mil mujeres en los sectores de la economía — particularmente la agricultura estatal y cooperativista– y en el sobresaliente desempeño  como doctoras, maestras, ingenieras, defensoras del arte, científicas, gastronómicas,  especialistas, funcionarias, militares… Un dato para enriquecer el conocimiento: ellas representan siete de cada diez técnicos y profesionales de la población camagüeyana.

Hay que reconocer la presencia  de nuestras  mujeres en las misiones de buena fe, a costa de sacrificios personales y comodidades, que brindan la mano amiga en decenas de países.

Ellas son, hoy por hoy, la evidencia de la igualdad de género y política social emprendida en Cuba desde enero de 1959. En cada generación anterior, desde las gestas independentistas hasta nuestros días, las camagüeyanas épicas, talentosas y sencillas, han manifestado un don especial de marcar hitos en  la historia de “esta comarca de pastores y sombreros”.

La destacada  combatiente de la clandestinidad y del Ejército Rebelde, Vilma Espín Guillois fue la presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas desde su fundación  en agosto del año 1960 hasta 2007, durante los cuales impulsó como objetivo principal la incorporación de la mujer  la sociedad y al empleo, así como al programa de cambios sociales y económicos en marcha en el país.

Posteriormente asumieron esas responsabilidades bajo el cargo de secretaria general  las compañeras  Yolanda Ferrer (2007 – 2012) y Teresa Amarelle Boué.

Letra a letra se ha cumplido el pensamiento de José Martí: “Las campañas de los pueblos solo son débiles, cuando en ella no se alista el corazón de la mujer; pero cuando se estremece y ayuda, cuando la mujer, tímida y quieta de su natural, anima y aplaude, cuando la mujer culta y virtuosa unge la obra con la miel de su cariño la obra es invencible”. (Por José Gilberto Valdés / TV Camagüey)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *