Noticias

Situación de la Vivienda a debate en el Parlamento cubano

Debates en la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente previo al Noveno Período Ordinario de Sesiones de la Octava Legislatura de la Asamblea Nacional de Poder Popular, en el capitalino Palacio de Convenciones, el 10 de julio de 2017. ACN FOTO/Omara GARCÍA MEDEROS/sdl

La Habana, 12 jul. En la tercera jornada de las reuniones previas al IX período ordinario de sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular en su VIII legislatura se fusionaron las comisiones de Asuntos Constitucionales y Jurídicos y la de Industria, Construcciones y Energía.

El debate estuvo presidido por el Comandante de la Revolución, Ramiro Valdés, Ana María Mari Machado, vicepresidenta de la Asamblea Nacional del Poder Popular; y dirigido por los diputados Santiago Lajes Choy y Jose Luis Toledo Santander, presidentes de las comisiones.

El tema que se analizó fue la situación de la vivienda y su problemática en el país. Los aspectos relacionados con este asunto se recogen en los lineamientos: 5, 6, 97, 189 y 230-235 y se explicó en el informe que se presentó, que el Estado cubano ha construido desde 1990 y hasta el 2014 un total de 316 mil 595 viviendas, y aunque resultan evidentes los logros existen dificultades que frenan el desarrollo del programa de la vivienda.

Tales problemas parten desde el éxodo de la fuerza de trabajo calificada, el deficiente control de la calidad, la descapitalización de las empresas constructoras subordinadas a los gobiernos locales, el insuficiente control en las tiendas de materiales de construcción, entre otras.

De igual forma se planteó que la mayoría de los edificios multifamiliares necesitan rehabilitación integral, y que es insuficiente el presupuesto asignado en este sentido, así como para la erradicación de pisos de tierras, fundamentalmente en Holguín. Con relación a los trámites y procedimientos se afirmó que existe falta de orientación oportuna a la población, problemas de organización y funcionamiento, violación de términos para la inscripción en el registro de la propiedad.

También se expresó que no hay un procedimiento para la legalización de barrios precarios. Existen dificultades con la selección y preparación de cuadros que dirigen a las direcciones municipales de planificación física, y el déficit de fuerza de trabajo calificada.

A la presentación del informe le continuó la intervención de Vivian Salazar, de la Dirección de la Vivienda, quien explicó que Cuba cuenta con un fondo habitacional de 3 millones 811 mil 002 viviendas, y un déficit del fondo habitacional que, al cierre del 2016, asciende 883 mil 050 viviendas, con un incremento en 30 mil con respecto al año anterior.

«Todos los territorios incrementan la pérdida de la capacidad habitacional fundamentalmente por el deterioro de las viviendas. En este sentido las provincias más críticas son La Habana con 206 mil 788, Santiago de Cuba con 103 mil 570, Holguín con 147 mil 659 y Camagüey con 71 mil 892.

«Para ello se trabaja en la propuesta de una estrategia prevista para un plazo de 10 años y consiste en lograr un desarrollo habitacional sustentable, con un enfoque territorial a partir del consejo popular del municipio y de la provincia para detener el deterioro del fondo habitacional y disminuir el déficit de viviendas», detalló.

Más adelante se compartió con los diputados un análisis del cumplimiento del plan de la Vivienda para el 2017, donde se explica que de las 5 mil 722  terminadas, 1607 pertenecen al sector estatal, 2027 o sea, el 35% corresponde  a los subsidios, y 2088, que es el 36 %, son de esfuerzo propio a partir de los créditos y pagos en efectivo.

Las principales causas por los organismos radican en el incumplimiento de su plan mensual, tanto por la falta de secuencia constructiva y baja productividad de fuerza, las deficiencias organizativas en la obra, y la fluctuación de la fuerza de trabajo, entre muchas otras. «No existe un cumplimiento del programa, y en ese caso los territorios más atrasados para garantizar la secuencia constructiva son Pinar Río, Artemisa, Ciego de Ávila, Granma y Camagüey; en el caso de Santiago de Cuba y La Habana son las provincias más críticas» agregó.

Magalys Rivero del Instituto de Planificación Física explicó que en el cierre de 2016 fueron procesados 494 mil 625 trámites, de los cuales se resolvieron 454 mil 115, que significa un 92%. Dentro de las acciones realizadas se encuentran los controles metodológicos, talleres, intercambios, capacitación de conjunto con el Ministerio de la Construcción sobre las normas puestas en vigor y encuentros con la prensa.

Se refirió, además, a que en comparación con la etapa anterior, la aplicación del Decreto Ley número 322 y sus normas complementarias, muestra una situación más favorable, aunque aún existen dificultades como la inestabilidad en la fuerza laboral. Por otra parte las direcciones municipales de Planificación Física no han logrado procesar el total de los trámites, así como la insuficiente asignación de parcelas, entre otras.(Tomado de Juventud Rebelde)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *