Especiales

Beneficia Estado cubano con moderna tecnología a Hospital Oncológico de Camagüey

El Terabalt permitirá un tratamiento con mucha más eficacia.

El Terabalt permitirá un tratamiento con mucha más eficacia.

Texto y fotos: Yamylé Fernández Rodríguez/APPP Camagüey

La constante preocupación del Estado cubano por elevar la calidad de vida del pueblo se ratifica en Camagüey con la entrada de una moderna tecnología al hospital oncológico María Curie, valorada en más de tres millones de dólares.

Ello permitirá ampliar y especializar el tratamiento de radioterapia que allí se ofrece gratuitamente a pacientes locales, y de las vecinas provincias de Las Tunas y Ciego de Ávila.

Entre los nuevos equipos se encuentra el de Braquiterapia, el cual posibilitará la realización de terapias intracavitarias, según explicó el doctor René Madruga Torres, jefe del Departamento de Radioterapia.

“Este equipamiento permitirá acceder a la cavidad uterina en los casos de cáncer de cuerpo de útero y de cuello de útero, y también en pacientes con cáncer rectal. Además, se considera un nuevo servicio, porque es el complemento del tratamiento a los pacientes que presentan estas patologías e inicialmente reciben teleterapia.

La intención de este proceder es curativa, en estadios hasta II-B, agregó el doctor Madruga Torres, quien destaca que en el mundo 30 sesiones están valoradas entre ocho mil y 14 mil dólares, mientras en las instituciones cubanas de Salud ese gasto lo asume el Estado y el enfermo se beneficia gratuitamente.

Otro de los aparatos de reciente adquisición es el Terabalt, similar al antiguo equipo de cobaltoterapia, solo que en este caso “reúne nuevas características que permitirán un tratamiento con mucha más eficacia que el anterior, al tiempo que duplicará el número de pacientes a atender”, explica el Jefe del Servicio de Radioterapia en el referido centro asistencial camagüeyano.

Es esta una herramienta más en los procederes con casi todos los tipos de cáncer que se tratan con radioterapia, precisó el especialista.

Por su parte, el doctor Humberto González Duarte, director del hospital oncológico María Curie, dijo que en la institución se encuentran todos los equipos, de acuerdo con el Programa Nacional de Atención al Cáncer, el cual no sólo está destinado a la asignación e instalación del equipamiento, sino también a las labores en la parte civil para su adecuado montaje.

“En estos momentos estamos en la fase final del montaje y en el proceso de solicitud de la licencia a los organismos competentes, para su explotación con la debida seguridad del paciente”.

A la par, el personal que operará esa tecnología ha recibido cursos de preparación, tanto en el país como internacionalmente.

La inyección tecnológica al hospital oncológico de Camagüey incluye, además, una campana radioquímica, destinada al tratamiento del cáncer de piel, lo que se suma al tomógrafo axial computarizado multicorte que funciona desde agosto del 2016.

Casi de manera simultánea se revitalizó el Laboratorio Clínico y se potenció el Departamento de Anatomía Patológica, para la realización de diagnósticos más precisos.

También se han remodelado otras áreas, en función de una mejor calidad en la atención médica.

No obstante estos avances en la atención oncológica en Cuba, el impacto del bloqueo económico, financiero y comercial impuesto por Estados Unidos se siente a diario en esa esfera médica, según confirma el doctor González Duarte.

“Cada mañana, en la entrega de la guardia médica se analiza la existencia de medicamentos y sabemos que nos falta algún recurso que no depende la voluntad de nuestro Gobierno.

“Por ejemplo, en la línea de citostáticos no siempre podemos utilizar la más avanzada a nivel mundial, porque es sumamente costosa.

“Igual ocurre con los accesorios para reparar nuestros equipos cuando se rompen, y en el caso de la actividad quirúrgica se ve comprometida por el déficit de algunos elementos”.

Pese a estas dificultades, el Gobierno cubano no escatima esfuerzos ni recursos para un programa tan sensible y, en el caso específico del hospital oncológico de Camagüey, este año tiene asignado 17 millones de pesos como presupuesto.

Allí, por ejemplo, las pacientes con cáncer de mama reciben tratamiento con Trastuzumab, medicamento valorado en unos mil 500 dólares el bulbo, dice el doctor González Duarte, quien agrega que existen pacientes que reciben 18 sesiones en un año, mientras otras mujeres deben aplicárselo de por vida sin pagar un centavo.

Ejemplos como estos constituyen sin dudas una muestra palpable del respeto a la vida, como principal derecho humano que se defiende en Cuba.

El doctor Humberto González Duarte, director del hospital oncológico María Curie

Entre los nuevos equipos se encuentra el de Braquiterapia, el cual posibilitará la realización de terapias intracavitarias, según explicó el doctor René Madruga Torres, jefe del Departamento de Radioterapia.

Ganmacámara, otro de los sofisticados equipos que beneficiará a los pacientes del Hospital

El tomógrafo

La inyección tecnológica al hospital oncológico de Camagüey incluye, además, una campana radioquímica, destinada al tratamiento del cáncer de piel

También se han remodelado otras áreas, en función de una mejor calidad en la atención médica.

El Gobierno cubano no escatima esfuerzos ni recursos para un programa tan sensible y, en el caso específico del hospital oncológico de Camagüey, este año tiene asignado 17 millones de pesos como presupuesto.

4 Comments

  1. Mayra

    Wowww gracias al gobierno x tanto sacrificio a un costo gratuito ; eso no se ve en ningún país del mundo, los felicito desde miami

    • Gracias Mayra: Es bueno saber que desde allá hay varios cubanos que reconocen lo que se hace en Cuba en bien de su pueblo. Sabemos que debemos seguir perfeccionaando lo que hacemos y por eso propiciamos el debate para criticar lo que nos falta y hacer nuevas propuestas.

  2. RosaLy

    Bravo,que satisfaccion ,leer noticias asi.

    • Gracias Lidia por tu comentario. Sin dudas estas tecnologías que se pondrá a funcionar en breve forman parte de nuestras conquistas en la Salud Pública.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *